English version
logo 50 aniversario Muñoz Montañés

ACTUALICE SUS
CONOCIMIENTOS Y
CONTÁCTENOS SI
ES NECESARIO 

logo_iconos

PROYECTO DE R.D. PARA REGULAR AL AGENTE CONSIGNATARIO. ¿Y LOS TRANSITARIOS?

 

Hoy, 28 de febrero, finaliza el plazo de información pública del Proyecto de Real Decreto por el que se determinan las obligaciones para el establecimiento de los consignatarios de buques en España. En el siguiente enlace pueden acceder al texto íntegro.

 

Actualmente, el agente consignatario está regulado en el Texto Refundido 2/2011 de la Ley de Puertos del Estado y la Marina Mercante y por la Ley 14/2014 de Navegación Marítima. A nuestro juicio, con estas dos normas, la figura del consignatario adquirió una regulación clara y precisa dede un punto de vista del Derecho Público y Privado, después de un período convulso, durante el cual, en base a la Jurisprudencia del Tribunal Supremo, se le hacía solidariamente responsable con el naviero de los daños sufridos por las mercancías durante su transporte marítimo.

 

 Real Decreto regulación establecimiento agente consignatario

 

Sin embargo, en los último tiempos, fruto de la deslocalización que facilitan las nuevas tecnologías, existe una práctica consistente en la consignación de buques por empresas que no están establecidas en el puerto de escala, nombrando sub-agentes allí donde necesitan. Esto, lógicamente, va en contra de la esencia de lo que es un agente consignatario, pone en peligro la calidad del servicio y dificulta las relaciones entre buque - Administración Marítima.

 

Precisamente con el ánimo de impedir esta práctica, se promueve la aprobación de este Real Decreto que, como su título indica, fija las obligaciones para el establecimiento de los consignatarios. Así su art. 9.1 dispone:

 

"Será obligación de los agentes consignatarios contar con una oficina o establecimiento dentro del municipio en el que se encuentre la autoridad portuaria o la que sea competente en el puerto en el que desarrollen su actividad."

 

Claro y meridiano.

 

Del resto del articulado (11 artículos) merece la pena destacar:

 

  • La obligación absoluta de consignación para buque extranjeros (art. 4) y limitada para buques nacionales, que solo tendrán la obligación de nominar agente en aquellos puertos en que no dispongan  de medios propios para atender sus gestiones frente a la Administración Marítima, Autoridad Portuaria, las autoridades aduaneras control de fronteras y control sanitario (art. 3).
  • El cambio de consignatario a través de la ventanilla única (art. 6).
  • La creación y obligación de inscribirse en el Registro de Agentes Consignatarios (arts. 7 y 8). Dependerá del Ministerio de Fomento y estará a cargo del Director General de la Marina Mercante. Será un registro telemático, acorde con los tiempos que corren.
  • Obligación de contar con recursos y medios exigidos por las Autoridades Portuarias en los puertos donde tengan establecimiento y de nominar responsable para cada oficina (art. 10).  

 

Seguiremos informando hasta la aprobación definitiva de la norma.

 

Dicho esto, nos sorprende cómo el transitario, otra figura clave de la cadena logística y del transporte marítimo en nuestro país, no goza de una regulación más completa, sobre todo en lo que atañe a la órbita contractual. El transitario está regulado por la LOTT y el ROTT, normas de carácter administrativo sobre transporte terrestre del año 1987 y 1990 respectivamente, y se le nombra de pasada en la Ley de Contrato de Transporte Terrestre (art. 5) y en la Ley de Navegación Marítima (art. 278). ¿Hasta cuándo esta indefinición?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aviso Legal